Iniciar un Grupo de Oración

¿Cómo iniciar un Grupo de Oración de la Asociación?

Algunas maneras sencillas de lograrlo:

  1. Una forma es pedirle al sacerdote que dé una pequeña charla, pidiéndole a las personas de la iglesia que se inscriban.
  2. O que le permita hablar con la gente de la Iglesia, hablarles sobre la Asociación y pedirles que se registren.
  3. O distribuir un folleto (haga clic aquí para ver e imprimir el folleto) y solicitar a las personas que se registren.
  4. O poner un aviso en el boletín semanal de la Parroquia, para que todos los que estén interesados en comenzar un grupo con devoción a María se reúnan en un cierto momento momento y lugar.
  5. Otra manera es pedirle a las personas que se reúnan en su casa, para tener un grupo de oración semanal. También puede anunciarlo en el boletín o pedir al sacerdote anuncie que la reunión será en su casa.

De esto se trata el grupo de oración de la Medalla Milagrosa.

Antes de pedirle al sacerdote que dé una charla para que la gente se pueda inscribir, ha de poder explicarle lo que significa unirse a la Medalla Milagrosa. En otras palabras, ¿qué quiere decirle? Quizás él le permita hablar al final de la misa y entonces pedirle a la gente, desde el púlpito, que se inscriba.

  1. Es un grupo de oración que le reza a María, la Santísima Madre, recitando su novena. Y al hacer esto, ora a Dios.
  2. Agradece a María su gran amor hacia nosotros, como Madre nuestra, y por supuesto, le agradece por su gran sacrificio por ser la Madre de Dios, Jesucristo nuestro Señor.
  3. El grupo de oración se dedica a ayudar a acercar a Jesucristo y la devoción a María al mundo.
  4. Se comparten durante la reunión, los favores por los que oraron y que se han recibido a través de la intercesión de María.
  5. Una forma en que el grupo atrae a Cristo y María al lugar local es llevando su Medalla Milagrosa. La historia sobre el regalo de esta Medalla a Santa Catalina Labouré será contada a la gente.
  6. Le pide a María que ayude a los miembros en su fe y en sus propias vidas.
  7. Le pide a María que ayude a otros en sus vidas.
  8. Lo más importante es que le pide a María que ayude a las personas a hacer una buena confesión y regresar a la Iglesia.
  9. Al hacer que las personas oren en grupo, les ayuda a conocerse, a ser amistosos entre ellos, a orar juntos o a compartir su fe.

El final del flyer o anuncio, o de esta pequeña charla, siempre incluye la fecha, el lugar y la hora de la primera reunión, y que la reunión durará menos de 1 hora. A los que deseen ir a la reunión, pídales que firmen una hoja en la parte posterior de la iglesia o que rellenen la página del folleto y se la den o la dejen en una caja. Si no pueden venir en ese momento, pídales que firmen la hoja también. Intente hacerlo lo más conveniente posible para las personas.

En la primera reunión:

Intente tener preparado lo siguiente antes de que llegue la gente:

  1. Las oraciones de la Novena en su idioma. Tenga suficientes copias para que todos tengan una y se la lleven a casa. Puede ser una simple página impresa tomada de la web. (haga clic aquí para ver e imprimir el folleto)
  2. Una estatua de María en una mesa, preferiblemente una imagen de María de la Medalla Milagrosa, con las manos extendidas. No obstante, cualquier estatua de María servirá. Si no tienes una estatua de María, usa un crucifijo. Si tampoco tiene, use una vela encendida.
  3. Tenga una vela pequeña encendida al lado de la estatua o crucifijo.
  4. Disponga sillas alrededor de la mesa.
  5. Papel y bolígrafo en cada asiento.
  6. Un tazón vacío o una canasta para las intenciones.
  7. Le sugerimos que el grupo sea aproximadamente de 15 a 20 personas. Si participan más, considere iniciar dos grupos en dos momentos diferentes, etc.
  8. h. Considere si se necesita un nombre para el grupo. Puede denominar al grupo “Club o Grupo de Oración de la Medalla Milagrosa”, etc. Si surgiera un segundo grupo, puede poner nombres después de “Milagrosa”. Por ejemplo, ” Grupo de Oración de la Medalla Milagrosa de la Trinidad” o “de San José”.

El encuentro

Una vez que todos se hayan reunido y se hayan sentado, déles la bienvenida y, como persona que dirige, explique qué es el Grupo de oración de la Asociación de la Medalla Milagrosa. Use los nueve puntos de la primera página. Responda cualquier pregunta. PARA PREGUNTAS SOBRE EL TIEMPO Y LUGAR, Y DETALLES, INDIQUE QUE EL GRUPO CONTESTARÁ ESTOS AL FINAL DE LA REUNIÓN.

Luego, pídales a todos que tomen el papel y el lápiz y que escriban sus intenciones por las que desean que todos oren en esta reunión. Por ejemplo: “por la operación de mi padre” o “por la curación del cáncer de mi amigo”.

Dóblenlo, para que sea privado y ponga la fecha en el exterior de la intención. Al final de la reunión, todos deben llevar sus intenciones a casa o, si fuera posible (asegurándose de mantener el secreto) dejarlas a los pies de la estatua de María durante la semana. Si no fuera posible esto, destrúyanlas. María conoce sus intenciones.

Pase el tazón o la canasta y pongan las intenciones en su interior. Coloque el recipiente junto a la estatua de María.

Las oraciones de la Novena

Como conductor de la oración, inicie la oración de la Novena. “En el nombre del Padre…” La oración “Ven Espíritu Santo” es muy importante para nosotros y para María. Cuando el Espíritu vino a María, Cristo se encarnó, se hizo presente en el mundo. Queremos que Cristo esté presente en nuestras reuniones. Haga clic aquí para las oraciones de la Novena.

Ministerio o Buen Trabajo del Grupo de Oración

Cuando termine la oración de la Novena, pregunte al grupo qué podrían hacer individualmente o como grupo o parte de un grupo para ayudar a la parroquia, o a una o más personas, en que lo necesiten. Cualquier cosa, desde ser un lector en la misa hasta ayudar al club atlético de la Iglesia, ayudar a la despensa de alimentos o visitar a los enfermos y hogares. Deje que el grupo agregue sus comentarios y pensamientos (alrededor de 15 minutos).

  1. En la primera reunión, pídales a todos que se vayan a casa y piensen en estas actividades.
  2. En la segunda reunión, pida a las personas que se ofrezcan voluntarias para hacerlas.
  3. En la tercera y sucesivas reuniones, solicite a las personas que informen sobre sus actividades.
  4. Mantenga un informe de lo que las personas hacen y cuándo lo hacen.

Detalles de la casa

Luego, cuando tenga su atención, hable de “Detalles de la casa”.

  1. Asegúrese de que todos hayan firmado la lista de nombres Y que tenga su información de contacto: correo electrónico o número de teléfono celular. No necesita direcciones, etc. a menos que las desee.
  2. A partir de ahora, en cada reunión, habrá asistencia según esta hoja. Es importante que todos sepan que son queridos y necesarios.
  3. Pregunte al grupo si esta es la hora y el lugar adecuados para la reunión semanal. Si quieren cambiarlo, intente que todos estén de acuerdo.

Fin del encuentro

Termine la reunión orando el Rosario. Alterne las décimas y oraciones para que participe la mayor cantidad posible.

Esto debería ser suficiente para comenzar las primeras dos reuniones. A medida que el grupo continúa, puede agregar cosas que ayudarán a las reuniones a ser más interesantes. Puede alternar, haciendo algunas de las siguientes cosas en cada reunión, siempre y cuando se prepare para ello y le diga al grupo qué sucederá en la próxima reunión. A nadie le gustan las sorpresas. Piense en agregar una o más de las siguientes sugerencias DESPUÉS de las oraciones de la Novena y delante del Ministerio o el Grupo de buenas obras del grupo de oración:

  1. Tener un breve mensaje sobre María. Esto debería durar aproximadamente 5 minutos, o menos.
    1. Puede ser alguna de las diferentes etapas de la historia de cómo se le dio la Medalla Milagrosa a Santa Catalina Laboure. O
    2. Una explicación de uno de las advocaciones de María. O
    3. Lo que usted piensa de María. O
    4. Lo que ella significa para ti. O
    5. Cómo llegaste a conocer a María. O
    6. Una explicación de una fiesta de María cercana.
  2. Lea el Evangelio para el próximo domingo y pídale al grupo que exprese cómo les ayuda (no pida un sermón o cuál es su significado).
  3. Comparta historias que ellos conocen sobre las intenciones que María ha respondido. Pídales que compartan los favores recibidos de la Santísima Madre; al final de cada favor, el dirigente dice “te lo agradecemos, María”, y todos decimos “Amén” después de cada una.

Para más información sobre la Asociación de la Medalla Milagrosa, lea nuestros estatutos aquí.